REVIEWS

Grey’s Anatomy (Review)

En el review de hoy les quiero narrar la experiencia que tuve con una humilde (14 temporadas and counting…) serie de televisión que quizás hayan escuchado por ahí. Su nombre es: Grey’s Anatomy.

Si quieres apoyar al blog, no dudes en considerar a los patrocinadores de tu interés




Realmente todo comenzó por una pequeña falla técnica. Cuando me mudé a México, no contaba con que The Office (comedia que en el momento estaba viendo por segundo round) no estuviera en el Netflix de aquí.
Así que no me quedó de otra que tomar la no tan fácil decisión de comprometerme a ver (¿cuantas eran? ah, ¡sí!) 14 (se lee catorce) temporadas.


Me vi la primera temporada (que es bastante corta en comparación con las demás) en muy poco tiempo. Una introducción bastante entretenida y llena de algo que yo valoro muchísimo: momentos inesperados.
Todo iba bien. ¡En realidad muy bien! En la segunda temporada llego a conocer a dos personajes que recuerdo perfectamente de esa época de “Mentes Peligrosas” en Sony.
Me refiero a Callie y Addison Montgomery.


Fueron pasando las temporadas: me enamoré de Denny tanto (quizás más) como lo hizo Izzie. Sufrí la muerte del papá de George. Disfruté (sorry not sorry) la salida de Dr. Burke y la mosquita muerta esa que se enamoró de Alex. Descubrí que Miranda Bailey es el mejor personaje jamás escrito en la historia de la televisión. Y repetí la escena de McSteamy muchas más veces de lo que se puede considerar socialmente aceptable.


Todo va sonando muy bien, ¿no?
Pues, si no se han dado cuenta, he nombrado a casi todos los personajes de la serie menos a dos tórtolas. Dos mujeres que (lean bien y fíjense cómo resalto mi sentimiento) DE-TES-TO. Meredith y Cristina simplemente no son “my person”.


¡Y no! No estoy exagerando ni mucho menos bromeando. Por más de 86 episodios me tragué el odio (acumulado) que les tenía. Por más de 86 episodios las ignoré sólo porque estaba disfrutando a los demás 14.000 personajes del Seattle Grace Hospital. Por más de 86 episodios me calé las (in)decisiones de Meredith y las malasangruras de Cristina.


Y así fue como (durante algún episodio de la 5ta temporada) no aguanté más.

RATING: ⭐️⭐️⭐️⭐️ 4/5

Ustedes se preguntarán, ¿pero por qué le das una puntuación tan alta a una serie que decidiste dejar de ver? Pues porque mi decisión fue netamente subjetiva y personal. Sin embargo, Grey’s Anatomy es una serie dedicada a hacer lo que Shonda Rhimes mejor hace: contar buenas historias.

¿A alguien le pasa? ¿Ustedes que piensan? Necesito sus consejos para saber si debo continuar viéndola.

Los leo pronto,
Firma

1+
Post anterior Siguiente post

¡No puedes dejar de leer!

2 Comentarios

  • Responder Leonor 5 Octubre, 2017 3:45 pm

    Cómo le doy like?

    • Responder marianonarra 5 Octubre, 2017 3:49 pm

      Lo acabas de hacer con tu comentario 😍

    Comentar